La importancia de Valencia en la economía de España

Hablar de Valencia es hablar de una de las ciudades más importantes de España y, por supuesto, de una referencia a nivel económico y educativo. No solo es la tercera ciudad con más habitantes del país, sino que está entre las que más turismo recibe de toda la península, siendo este sector un factor absolutamente clave en el crecimiento de la riqueza de la capital.

A diferencia de lo que se podría pensar, la agricultura e industria carecen de verdadera importancia, siendo el sector servicios el que más relevancia tiene en la inversión, con las Pequeñas y Medianas empresas ejerciendo de sustento fundamental en la economía.

Tal es la trascendencia que tienen las medianas empresas en la Comunidad Valenciana que es esta región la que más mediana empresas de éxito posee dentro de la Unión Europea, siendo, según el círculo de empresarios, este tipo de sociedades un 11% más productivas en España que en la media de la UE.

Y claro, todo esto hacer que, en términos de empleo, las Pymes supongan el sustento de muchas familias de la comunidad, siendo un elemento que es necesario potenciar en todos sus aspectos, ya que la decadencia de este tipo de negocios haría aumentar sustancialmente el paro.

El problema de este tipo de sociedades es que muchas de ellas no pueden renovarse debido a que disponen de los recursos mínimos para subsistir. Es por eso que es vital ver los proyectos con una perspectiva de futuro, de crecimiento e innovación, como ya advierten los miembros del círculo de empresarios. Desde la Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano, por su parte, se trabaja en la unión de empresas para poder competir con otras de recursos mucho mayores.

Además, para el presidente del círculo de empresarios, John de Zulueta, el aumento del salario mínimo o el incremento del gasto de la seguridad social harán que los empresarios medianos sufran mucho en este 2019. Por eso, aboga por fomentar la educación empresarial, en todos sus ámbitos, para reducir el paro juvenil y asegurar así un futuro a la pequeña y mediana empresa y, por tanto, a todos los trabajadores.

No cabe duda de que es una lástima que muchos negocios no puedan progresar solo por no disponer de los recursos necesarios para su crecimiento. Porque, sin lugar a dudas, buenas ideas y buena predisposición hay en los negocios. Hay empresas con ideas verdaderamente innovadoras que se encuentran estancadas por razones legislativas o fiscales, cosa que no ayuda en ningún caso al desarrollo de la comunidad valenciana y, por extensión, del país.

Por todo esto hay una conciencia común desde el gobierno local y nacional para impulsar esa innovación tan necesaria, siendo las sociedades laborales y cooperativas las alternativas puestas sobre la mesa, que puede hacer crecer de cara al futuro a cada uno de estos pequeños y medianos negocios. Y este impulso se pretende hacer tanto con inversiones, como con asistencia técnica, gastos generados para la creación de cooperativas y con incorporación de nuevos socios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *