Las salas de música que marcaron un hito en Valencia

Si hay algo que ha caracterizado siempre a la capital levantina es la “ruta del bakalao” o “la movida valenciana” rutas de las que han surgido las mejores salas de música que han pasado a la historia, gracias a su época de esplendor allá por los 80-90. 

Salas como Barraca, Spook, Puzzle, Chocolate, Masia,  Distrito 10 o The Face entre muchas otras, marcaron un antes y un después, discotecas que fueron el punto clave de la música tecno, entre otros estilos discotequeros, en los años 80.

La capital del Turia y municipios de alrededor fueron la sede de verdaderos templos de la música que han sido símbolo de diversión durante generaciones. Muchos de estos lugares cerraron al público pasado su época de gloria, otros tomaron otro rumbo empresarial y otros siguen resistiendo a pesar del cambio, manteniéndose al pie del cañón.

A continuación os mostramos las discotecas que marcaron un hito en la movida Valenciana.

Una de las salas pioneras y que marcaron historia es Barraca, sala considerada la reina de la “ruta destroy” y siempre estando a la vanguardia de los últimos hitos musicales. Con la llegada de los revolucionarios 80, barraca cambio su estilo llenándose de gente que huía de la normalidad y estrambótica. En ese momento es cuando aparecen las primeras “drags queens” dando un toque de color y singularidad al local. La sala Barraca fue un templo de música que reunía movimientos musicales diversos y personajes tan pintorescos como Francis Montesinos, Radio Futura o Loquillo, personales influyentes de la «Movida».

Una de las salas underground más importantes de España donde reunía la música más sonada de la época, sigue en pie 50 años después, con un cambio y lavado de cara pero manteniendo ese espíritu de diversión y vanguardia moderna.

Otras de las discotecas más destacadas de la época de los 80 – 90 fue la famosa Puzzle, la cual, triunfaba sobretodo los domingo por la mañana. Esta discoteca se encontraba a  2 kilómetros de la anterior sala nombrada, Barraca, se convirtió en uno de los últimos templos de la ‘ruta destroy’, último por que cerró sus puertas en el año 2011.
La discoteca Puzzle fue un gran referente musical ya que en su cabina acogió a grandes djs de nivel nacional e internacional.

También cerca de Barraca se encontraba Chocolate donde seoyeron grandes himnos musicales como  ‘In the Hall of Mountain King’, de la suite Peer Gynt de Eduard Grieg. Cerró sus puertas en 2007. Al igual que la legendaria Spook, una discoteca con horarios transgresores e inusuales para aquella época ya que abrían los viernes a las 12 de la noche y cerraban a las 4, volviendo a abrir a las seis de la mañana, aprovechando la falta de regulación. “Spook fue en el templo de la música tecno, alternativa y de la vanguardia innovadora europea”.

The face o Distrito 10 fueron discotecas pioneras a mediados de los 80 y principios de los 90. Siempre a la vanguardia de la música mákina, The face ofrecía un gran panorama musical y Distrito 10 contó en sus cabinas con las leyendas de Juan Santamaría, Lucky Carreño o David ‘el Niño’. Ambas cerraron sus puertas hace ya varios años.

Sin lugar a dudas estos son unos grandes ejemplos de que Valencia es y fue pionera en salas de música, ofreciendo inolvidables sesiones y noches entre amigos. Las mejores salas de variedades se encuentran a lo largo del litoral Valenciano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *