7 aspectos que como empresario debes tener en cuenta para hablar en público

Muchas veces un empresario no solo debe ser un buen gestor sino también tener otras capacidades a nivel de liderazgo, intuición y, por supuesto, a nivel comunicativo. ¿Cuáles son los aspectos que como empresario debo tener en cuenta a la hora de hablar en público? Os presentamos 7 claves a tener en cuenta a nivel comunicativo cuando realizamos una conferencia, un pitch ante inversores o cuando nos dirigimos a nuestros propios empleados. Unas van ligadas o tienen relación con otras, por lo que deberás tener en cuenta todos estos aspectos a la hora de comunicar interna o externamente.

hablar en publico

Entusiasmo: Esto será la primera actitud que debes mostrar a la hora de convencer. No podrás convencer ni persuadir a nadie de tus ideas si no muestras verdadera pasión por lo que estás comunicando. Una actitud entusiasta es el primer paso para contagiar al oyente y que te presten toda la atención en ese momento.

Actitud positiva: al hilo de lo anterior será importante contagiar una actitud positiva y mucho optimismo. La gente que transmite una actitud positiva transmite complicidad y crea una gran impresión a primera vista.

Empatía: Mostrarse empático con quien te escucha, conocer sus intereses, sus motivaciones y preocupaciones será crucial a la hora de crear un vínculo con el receptor o receptores de tu mensaje. Además, no vale con mostrar la actitud empática que tienes siempre, por mucho que te consideres una persona muy empática. Hablando en público deberás dar un plus: más energía a la hora de hablar y una actitud que transmita más de lo normal. Para ello es bueno que practiques tu mensaje y la manera de transmitirlo.

Sé auténtico: Los inversores, oyentes de una conferencia o cualquiera que te vaya a escuchar debe ver en ti una persona natural. Debe ver que te muestras ante ellos tal y como eres. No hay nada que atraiga al oyente más que eso: autenticidad y naturalidad. La gente no es tonta y si no eres natural quien te escuche se dará cuenta de que lo que estás vendiendo no es la realidad. Si creas desconfianza sobre ti mismo, puedes imaginarte la confianza que tendrán en tus productos o servicios.

Humildad: Por mucho que te creas el mejor de los expertos en tu materia, es aconsejable que no te pongas en plan ‘sabelotodo’. Intenta transmitir un mensaje humilde, ya que esto te volverá más cercano y también es un punto de confianza a tener en cuenta para los oyentes.

Crea complicidad con el oyente: Nos gusta la gente que es parecida a nosotros, la que nos hace sentir muy cómodos. Otro aspecto que creará confianza y mucha comodidad en quien te escucha. Cuanto más diferente a ellos te muestres más difícil será captar la atención. Intenta conocer cómo es tu público y ponerte al mismo nivel que ellos. Cualquier persona sintoniza mejor con quien a primera vista tiene un humor parecido, intereses similares y, sobre todo, a nivel de imagen y de valores o principios.

Practica tu discurso pero sin estudiarlo al pie de la letra: Los discursos demasiado estudiados se vuelven robóticos y poco naturales. Esa naturalidad de la que hablábamos puede perderse si llevas todo estudiado al pie de la letra. Es mejor tener un esquema mental claro y practicar por encima de ese pequeño croquis. Tendrás todo muy claro y además no perderás autenticidad a la hora de comunicarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *