La relación del coaching con la psicología

Regularmente las personas acuden a un psicólogo cuando está atravesando por problemas emocionales, depresión, problemas de pareja o conducta, necesidad de un informe psicológico laboral, como también solicitar diagnóstico de algún trastorno que se presuma pueda presentar, aparte de requerir una intervención o terapia necesaria para controlar el desorden psicológico y mejorar con respecto a las características presentadas, para así superar ciertas dificultades.

coaching psicologia

Actualmente la psicología está siendo usada en diversos ámbitos apartes de la clínica, la cual es la más reconocida y aplicada, como por ejemplo en el área empresarial donde es necesaria para seleccionar personal calificado no solo por su experiencia laboral, sino también por su higiene mental. Una de las funciones del psicólogo dentro de las empresas es aplicar pruebas psicotécnicas especializadas para determinar aptitudes, personalidad y competencias del solicitante, como también mantener un clima organizacional armónico, aparte de ofrecer métodos y técnicas de coaching para desarrollar las capacidades y habilidades de todo el personal.

Psicología del Coaching

El término de Coaching viene del área del deporte donde el entrenador utiliza una técnica comunicacional tecnológicamente motivadora para que los deportistas descubran sus habilidades y las desarrollen al máximo para luego a nivel de equipo conformen un colectivo potencialmente triunfador y feliz.

Es importante resaltar la valiosa ayuda que representa la aplicación de esta metodología por un profesional especializado dentro de una compañía. En el ámbito empresarial se ha innovado con este método siendo desarrollado por un psicólogo acreditado, quien a través de esta herramienta interactiva y dinámica persigue alcanzar el máximo nivel de las capacidades y habilidades individuales para que dentro de un colectivo, generen transformaciones significativamente positivas que se visualicen en resultados exitosos para la empresa. La psicología del coaching es un sistema emergente dinámico permanente que resalta lo mejor de un equipo de trabajo, mejorando así el desempeño y rendimiento laboral, promoviendo y expandiendo los logros obtenidos, consiguiendo estratégica y emotivamente una evolución personal como profesional que beneficia a todos en lo que respecta a la parte empresarial.

Entre las principales técnicas psicológicas que se relacionan estrechamente con el coaching, resaltan:

1.- La observación; constantemente observa el comportamiento de cada empleado, sus acciones, habilidad para realizar su labor, actitudes, aptitudes, personalidad, emociones prevalecientes, imagen corporativa, entre otros aspectos.

2.- Intervención; aquí es donde el psicólogo aplica las estrategias dinámicas e interactivas con el personal, la mayoría de las veces grupalmente, realiza entrevistas y preguntas generadoras de cambios, adiestra con métodos psicológicos para elevar su calidad laboral, brinda alternativas motivadoras y orienta sobre la manera más adecuada de resaltar las aptitudes engranándolas al motor empresarial.

3.- Asesoramiento; Maneja la autoconciencia, la determinación propia para desarrollar sus potencialidades dentro de un equipo, busca generar nuevas actitudes ante las habilidades propias y ajenas, aconseja sobre control de emociones y manejo de personalidad.

4.- Entrenamiento; asesora sobre cómo trabajar en equipo respetando las individualidades, encauza para la elección de propósitos y visión empresarial tanto alcanzable como efectiva, instruye con formaciones prácticas como transformar realidades y alcanzar metas, dirige la tarea de la toma de decisiones más apropiadas además de acertadas.

5.- Evaluación; en este paso del proceso, se mide los resultados obtenidos luego de la intervención del coaching psicológico empresarial, como las competencias logradas, valora el rendimiento laboral tanto individual como colectivo, evalúa la optimización del funcionamiento corporativo, comprueba que las estrategias utilizadas fueron las indicadas para cumplir el propósito y lograr los objetivos planteados, de no ser así replantear un plan diseñando nuevas estrategias y acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *